Ya llega el ADVIENTO...........






viernes, 5 de marzo de 2010

Puntos a considerar para los cantos en el tiempo de Cuaresma y Pascua

Ha llegado la cuaresma y este tiempo de conversión nos invita a poner en práctica elementos exteriores que nos ayuden a vivir en un mejor clima de reflexión y austeridad, por lo tanto, necesitamos recordarles aquellos elementos litúrgicos que se deben poner en práctica cuando prestemos el servicio de música en las misas parroquiales.
Cuaresma
1- No olvidemos que la temática de los cantos en Cuaresma es reflexivo y no festivo, por lo tanto, las letras de las canciones deben estar de acuerdo con este tiempo, si tuvieran alguna duda preguntarnos para absolver cualquier inconveniente.
2- No sólo se trata de no cantar el gloria ni el aleluya, el sentido siempre es penitencial y preparatorio en vista de la Pascua, incluso debemos de considerar que los instrumentos deben cesar de ejecutarse, la tradición de la Iglesia nos invita a usar apenas el órgano y de no ser así, apenas se puede usar guitarras, por tanto, no vamos a ejecutar otro instrumento en misa que no sea el órgano o la guitarra. ( entiéndase que no debe usarse ningún otro instrumento sólo por este tiempo litúrgico)
3- Para escoger el canto de entrada debemos tener en cuenta que la finalidad de este canto es abrir la celebración, promover la unión de quienes están congregados e introducir su espíritu en el misterio del tiempo litúrgico o de la festividad, así como acompañar la procesión del sacerdote y los ministros IGMR,47 por lo tanto, no sólo debemos tener en cuenta que la letra hable de la penitencia o de la conversión sino que guarde el sentido anteriormente mencionado.
4- El acto penitencial y la aclamación del Señor ten piedad, no son parte de un mismo momento. No debemos, por cantar algún canto penitencial, suprimir el acto penitencial.
5- No olvidemos que al concluir el acto penitencial, a no ser que se rece o se cante la tercera formula del acto penitencial, cuando el Señor, ten piedad se canta como parte del acto penitencial, se le antepone un “tropo” a cada una de las aclamaciones IGMR 52 , siempre se concluye con la invocación del Señor ten piedad, que ordinariamente lo empieza el sacerdote y responde la asamblea, por lo tanto, no debemos de adelantarnos a ejecutar algún canto que desvirtué la naturaleza misma de esta aclamación ni mucho menos suprimirlo por algún otro canto. Es potestad del sacerdote cantar o rezar el Señor ten piedad y delegarlo al coro cuando lo crea conveniente.
6- Como bien sabemos, no se canta el Gloria
7- No existen los cantos interleccionales, después de la primera lectura sigue el salmo responsorial que es conveniente que los domingos se canten, si hubieran cantores idóneos, por lo tanto, no debemos nunca suprimir el salmo por otro canto aun siendo penitencial.
8- Antes de la proclamación del evangelio, se canta una aclamación y no el aleluya IGMR 62, esta aclamación ordinariamente se toma del mismo leccionario, estas son versículos de los salmos pero de no ser así, debemos de considerar los cantos penitenciales procurando ejecutarlos para que nos introduzcan a la escucha del evangelio y recordando que sólo es necesario cantar una estrofa y el coro o solo el coro del canto.
9- Para la presentación de dones u ofertorio, debemos ejecutar las canciones que más se acomoden a este tiempo y que procuren ayudarnos a guardar el sentido reflexivo. Acompaña a esta procesión en la que se llevan los dones, el canto del ofertorio que se prolonga por lo menos hasta cuando los dones hayan sido depositados sobre el altar. Las normas sobre el modo de cantarlo son las mismas que para canto de entrada (cfr. n. 48). El canto se puede asociar siempre al rito para el ofertorio, aún sin la procesión con los dones. IGMR 74
Recordemos que la naturaleza del canto litúrgico, exige que tanto la música como la letra de las canciones deben ser creación exclusiva para esta parte de la misa y para todas las demás, por tanto, no debemos de cantar aquellas canciones que si bien le han cambiado la letra haciéndolas cantos religiosos, aun conservan la música y son profanas, por ejemplo, Te ofrezco el blanco pan y cantos similares.
10- El canto del Santo siempre debe conservar la letra, como así corresponde a otros cantos, tal es el caso del Gloria en el Tiempo Ordinario o Pascua, o el Cordero y el Señor ten Piedad.
11- Cuando cantemos la paz, recordemos que es un momento que antecede al Cordero de Dios, por lo tanto, el canto de paz no debe ser largo como teniendo protagonismo y sentido festivo, sino mas bien corto que de pie a resaltar el canto del cordero, que si tiene sentido el cantarlo, ya que es una aclamación que alude al mismo Señor.
12- Los cantos de comunión, sin importar el tiempo litúrgico siempre son Eucarísticos, debe expresar, por la unión de las voces, la unión espiritual de quienes comulgan, manifestar el gozo del corazón y esclarecer mejor la índole “comunitaria” de la procesión para recibir la Eucaristía IGMR 86, si bien no son muchos, pero tampoco son pocos en el repertorio litúrgico, debemos de cantarlos, y el criterio de selección debe tomar en cuenta primero la naturaleza del momento, es recibir a Jesús Eucaristía y es laudable que si algún canto coincide con la lectura del evangelio o alguna de las otras lecturas los ejecutemos. No siempre va a coincidir, pero de ser así es posible hacerlo. Por ejemplo, la canción Un día de Bodas, alude a las Bodas de Caná, no por eso la podemos cantar en comunión, sino mas bien en las ofrendas, porque el sentido de la canción está hecha para ese parte de la Misa
13- El rito de la comunión acaba cuando el último fiel comulga y entonces acaba también la canción de comunión. Podemos hacer silencio meditativo, sería el más propio, pero podemos también ayudar a este momento de acción de gracias con algún canto que nos ayude a dar gracias a Dios.
14- El canto final como es costumbre entre nosotros, es dedicárselo a Santa María, es bueno que entendamos que cuando acaba la Misa, el sacerdote dice: “Pueden ir en paz” , la razón de ser de este canto es acompañar esta invitación de salida

1 comentario:

  1. IGMR, son las iniciales de Intrucción General del Misal Romano

    ResponderEliminar